De OcuPasión Padre y Madre: Patrones de Crianza


#1

Originally published at: https://ocu-pasionfriki.geektherapy.com/2018/06/13/de-ocupasion-padre-y-madre-patrones-de-crianza/

Hola a todos! Espero que estén teniendo una buena semana, ¿están ocu-pasionados? ¿qué cosas frikis han hecho en estos días?

Como les había comentado en la publicación anterior, comenzaremos a tener más invitados dentro del blog. Como Terapeuta Ocupacional creo en la importancia del trabajo en equipo para lograr los mejores resultados. Por eso, el día de hoy quiero presentarles a la Psicóloga Francy Alturo, quien tiene 9 años de experiencia profesional en acompañamiento a escolares, padres y docentes, y actualmente está finalizando la especialización en psicología clínica y desarrollo infantil de la universidad El Bosque de Bogotá.

Acudí a Francy ya que he tenido la oportunidad de trabajar con ella en diferentes casos, y me sentía muy preocupada por el aumento en las inquietudes sobre cómo desarrollar un patrón de crianza funcional, en un entorno en que las exigencias de padres y madres han incrementado en el trabajo, y el núcleo familiar cambia constantentemente. Aprovecho para agradecerle enormemente su colaboración.

OCU-PASIÓN FRIKI: ¿Cuáles considera que son los principales problemas de crianza actuales?

PS. FRANCY ALTURO: Las dinámicas frente a la interacción entre cuidador y niño o adolescente en la actualidad están permeadas por varios factores que han modificado los roles entre sí, ya que el cuidador o cuidadora deja de ser el único activo en esta interacción, pues el niño o adolescente es activo y participativo en este proceso, es contemplado como un ser que toma decisiones y que puede transformar la dinámica familiar.

Los mayores retos, (no uso la palabra problema o problemática), son 3 a mi forma de ver:

El primero es poder reconocer la dinámica de la norma no como un proceso donde no se debe transgredir al otro, pues esta trasgresión permite la vulneración del otro, que es lo que usualmente se vivencia en el contexto Colombiano, donde los cuidadores usualmente son los únicos entes referenciadores de lo bueno y lo malo, del cómo hacerlo de forma correcta y si se salían de estos parámetros son castigados, estos castigos implican usualmente acciones físicas que no solo marcaban la corporalidad del niño sino su interacción con ese cuidador, se fomenta entonces una relación basada en temor y rencor.

La propuesta en estas nuevas relaciones es la normatividad conciliada con el otro, donde se construye las nociones de bueno y malo conjuntamente y se generan acuerdos que de ser incumplidos se sabe de ante mano cuáles son sus contingencias o consecuencias, esto es entonces que si alguno tanto el cuidador o el niño/adolescente incumplen lo pactado cada uno sabrá cual es su conducta reparadora frente a la falta cometida. La conducta reparadora es una acción que el trasgresor de la norma debe realizar ante el otro y donde debe existir un acuerdo a la no repetición de la violación a los acuerdos normativos.

El segundo reto es cambiar la visión del niño en el papel de la crianza, ya que se caen en los dos extremos, pues se piensa por un lado que él es un ser totalmente dependiente que carece de criterio para opinar, o se cree que es un adulto en miniatura donde se delegan funciones no propias de su rol.

Entonces es frecuente ver el niño que asiste a consulta y su madre se expresa por él y el niño permanece una postura sumisa de silencio o en comportamiento de rabietas o pataletas. En su contraparte llegan niños a consulta con niveles de ansiedad por la constante preocupación por el estado físico de los otros miembros de la familia, usualmente de sus hermanos menores o de los adultos mayores.

El cambio de visión a un niño activo y participativo sin perder sus cualidades de infante hacen que los procesos de crianza sean de manera conciliadora y dinámica, es decir cambian y se adaptan a cada necesidad propia del hogar o la familia, esta participación no solo fomenta mayor identidad con su sistema familiar sino que brinda una herramienta fundamental en el niño o adolescente y es el proceso de autonomía, autoconfianza y autoeficacia, pues nos cohíbe a este de asumir retos o hacer cosas, sino que se motiva a que sea propositivo y responsable con sus actos.

El tercer reto es la comunicación, los procesos de comunicación abiertos, permiten que la dinámica pueda fluir de manera más natural y que así mismo los periodos de crisis sean resueltos de manera más funcional y asertiva. La comunicación abierta y franca se convierte en un factor protector en el estilo particular de crianza, pues el factor facilitador para la conciliación y la construcción de la normatividad, además esta permite y favorece una visión de sí mismo positiva pues esta enfocad a resaltar lo positivo, evitando la crítica de la otra persona. Esta comunicación abierta permite hablar y conocer la visión de cada integrante del sistema, así teniendo una visión más amplia de tal problemática.

Este método de comunicación abierta, facilita la posibilidad de ser imparcial en una discusión o crisis, pues se permite que todos den su opinión frente a la situación; evita generar soluciones impulsivas y temporales que no solventan la crisis sino que la dilatan, generando situaciones más complejas.

O-PF: ¿Cuál sería la diferencia entre la crianza que puede dar una pareja en la década de los 20’s, los 30’s, los 40’s o más?

PsFA: La edad es un factor influyente, más no determinante, creo que si bien hay diferencias en el estilo de crianza entre padres entre los 20 a los 30 y de los 30 a los 40, diferencia enmarcada más en el tipo de crianza que recibieron los cuidadores y que influye directamente en la forma como perciben su hogar.

Pero si se quiere especificar en la diferencia generacional pienso y por experiencia reconozco que un factor distintivo entre este grupo de edades es la flexibilidad del pensamiento del cuidador, pues entre más adulto es más difícil generar mayores cambios en sus esquemas cognitivos y emocionales, y entre más jóvenes la estabilidad emocional y madurez son los puntos débiles de este tipo de parejas.

O-PF: ¿Existe una forma correcta de criar a un niño? Si sí es así, ¿cuál sería? Si no es así, ¿qué se puede hacer para mejorarla?

PsFA: Creo que la forma correcta de criar a un niño o adolescente es generando un espacio de amor, respeto , tolerancia y responsabilidad; esto se desarrolla desde una postura de crianza democrático, en donde como lo mencioné anteriormente todos los involucrados son actores activos de la crianza y la dinámica familiar, este modo de crianza permite generar un niño autónomo y con un sentido normativo no desde el deber para evitar un castigo sino de entender asentido de la norma en la convivencia, facilitando en el la apropiación de confortamientos e ideales que fomenten su autocuidado y en de los demás.

O-PF: Considerando el incremento en la información para los padres (múltiples páginas de internet, la comercialización de métodos que prometen criar “mejores” niños), ¿qué consejos daría a los padres para poder discernir lo verdadero de lo que tiene un daño potencial?

PsFA: Creo que la facilidad de acceso a la información es una gran herramienta para que los padres puedan desarrollar estrategias de acompañamiento asertivos; pero el riesgo puede ser que sea mal interpretada o usada de manera inadecuada, por esta razón importante que se asesoren de un profesional.

El otro riesgo es que cualquier tipo de personas, es decir profesional o no, experto o no, puede publicar información en los diferentes medios, esta información puede estar sesgada por su propia experiencia y puede no ser muy asertiva para orientar a cuidadores que estén buscando una asesoría frente a la conducta de su hijo. Por esto es recomendable recibir asesoría de primera mano con un profesional en psicología que apoye con su conocimiento el proceso de crianza o si se recurre a esta información de fácil acceso reconocer claramente la fuente de esa información.

O-PF: ¿En qué momento se debe consultar a un especialista por problemas de crianza?

PsFA: Los factores alarmantes para asistir a un acompañamiento por un profesional son:

  • Sentimiento en el cuidador de pérdida del control sobre la conducta de su hijo.
  • Dificultades comportamentales que afectan las diferentes esferas de interacción del niño (casa, colegio, parque).
  • Fallas comunicativas entre padres o ente cuidador y niño.
  • Dificultades de interacción del niño con su ambiente.
  • Cuando se estén presentado rivalidades entre los padres o entre los niños.
  • Separación o fallecimiento de algún miembro familiar.
  • Cuando se presentó maltrato físico, emocional o psicológico en el sistema familiar.
  • Cambio de domicilio, escuela.
  • Dificultades de atención y concentración en el ámbito escolar.
  • Diagnósticos médicos que influencien la relación en los miembros familiares como lo son enfermedades terminales, enfermedad mental, discapacidad física o mental.
  • O cuando las personas crean que deben recibir una orientación frente a la crianza.
No se debe esperar al problema para acudir al especialista, es más funcional estar informado y orientado para disminuir el riesgo en la creación de un patrón de crianza disfuncional que genere mayor impacto negativo en el desarrollo emocional del sistema familiar.

Como podemos ver los retos a los que se exponen los padres el día de hoy son múltiples, y dependen en cada caso de factores como la misma forma en que los padres han sido criados, la edad de los padres, y la estructura del grupo familiar.

Desde Ocu-Pasión Friki queremos seguir extendiendo el llamado a formarnos como padres, con la misma responsabilidad que nos hemos formado para desempeñar nuestras profesiones, a desarrollar una postura crítica frente a tantas situaciones que plantea el mundo de hoy, y a no temer buscar acompañamiento cuando se presente alguna dificultad, e incluso desde antes, porque lo más valioso en el sistema de salud y educación actual es la capacidad de prevenir.

Esperamos que esta entrevista les haya sido de utilidad, y en caso de cualquier inquietud, pueden dejarla en los comentarios.

¡Nos leemos en la próxima publicación!